Diferencia entre anemia megaloblástica y perniciosa - Diferencia Entre

Diferencia entre anemia megaloblástica y perniciosa

Diferencia principal - Anemia megaloblástica y perniciosa

La anemia es una forma general utilizada para definir el bajo nivel de hemoglobina en la sangre. La anemia megaloblástica y la anemia perniciosa son dos tipos de anemia. La anemia megaloblástica es un tipo de anemia macrocítica que se produce como resultado de la inhibición de la síntesis de ADN durante la producción de glóbulos rojos. La anemia perniciosa es una forma de anemia megaloblástica, que se produce debido a la falta de vitamina B12. Este es el diferencia principal Entre la anemia megaloblástica y la perniciosa.

Este artículo cubre,

1. ¿Qué es la anemia megaloblástica? - Causas, signos y síntomas, diagnóstico y tratamiento.
2. ¿Qué es la anemia perniciosa? - Causas, signos y síntomas, diagnóstico y tratamiento.
3. ¿Cuál es la diferencia entre la anemia megaloblástica y la perniciosa?


¿Qué es la anemia megaloblástica?

La anemia megaloblástica se define como un tipo de anemia macrocítica que se produce como resultado de la inhibición de la síntesis de ADN durante la producción de glóbulos rojos. La interrupción definitiva en el crecimiento celular debido a una división microscópica deteriorada se presenta como macrocitosis. En comparación con otros tipos de anemia, la anemia megaloblástica generalmente tiene un inicio lento y una progresión rápida.

En lo que respecta a la causa principal de esta afección, el defecto característico en la síntesis de ADN de glóbulos rojos se debe principalmente a la hipovitaminosis, especialmente como resultado de la deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico. Sin embargo, la deficiencia de vitamina B12 por sí sola no podrá producir los signos del síndrome si hay una cantidad suficiente de folato. Esta es la razón por la que la suplementación con ácido fólico en ausencia de vitamina B12 a menudo puede prevenir la anemia megaloblástica.

Principales causas de la deficiencia de vitamina B12.

  • Reducción de la ingesta dietética.
  • Malabsorción debido a condiciones como la aclorhidria
  • Enfermedad celíaca
  • Deficiencia de factor intrínseco que es esencial para la absorción de vitamina B12
  • Pancreatitis crónica
  • Resección ileal y anastomosis.

Principales causas de deficiencia de ácido fólico.

  • Alcoholismo cronico
  • Ingesta reducida
  • Aumento de la demanda, embarazo, infancia.
  • Malabsorción congénita o inducida por fármacos
  • Resección yeyunal
  • Trastornos hereditarios de la síntesis de ADN.

Además, se sabe que la deficiencia de micronutrientes como el cobre es una razón bien conocida para el desarrollo de esta afección.

Los pacientes con esta afección experimentarán características generales de la anemia, como dificultad para respirar, dolor de pecho, palpitaciones, fatiga y malestar. También habrá signos como glositis y aspecto liso de la lengua.

Un recuento sanguíneo completo en pacientes sospechosos revelará niveles de hemoglobina reducidos con un recuento de MCV aumentado, lo que revela una macrocitosis. Un frotis de sangre periférica confirmará aún más el diagnóstico con la presencia de neutrófilos hipersegmentados, anisocitosis y poiquilocitosis.

Además, un análisis bioquímico mostrará un aumento del nivel de ácido láctico deshidrogenasa (LDH) (típico de las células séricas y hematopoyéticas), niveles elevados de homocisteína y metilmalónica (deficiencia de vitamina B12) y homocisteína (deficiencia de folato).

El tratamiento se basará en la etiología que deberá abordarse individualmente. Si hay una reducción de la ingesta, debe alentarse la ingesta dietética o suplementaria.


¿Qué es la anemia perniciosa (PA)?

Esto se define como un tipo de anemia megaloblástica, que se produce debido a la falta de vitamina B12 secundaria a la malabsorción como resultado de la deficiencia del factor intrínseco, un compuesto secretado por el revestimiento de la mucosa interna de los intestinos.

Esto puede ocurrir debido a varias afecciones subyacentes, como la autoinmunidad y los medicamentos. La complicación más común con la PA no tratada es el deterioro de las funciones neurológicas, ya que la vitamina B12 es un factor obligatorio necesario para el desarrollo de las neuronas.

Por lo tanto, los signos y síntomas más comunes de esta afección incluyen sensación de hormigueo y entumecimiento en las manos y los pies, malestar general, fatiga y lengua lisa de color rojo brillante.

Los pacientes con signos y síntomas clínicos sugestivos de PA pueden ser diagnosticados con un hemograma completo que mostrará hemoglobina baja, MCV alto y MCHC normal, lo que sugiere anemia macrocítica.

A continuación, se puede realizar un frotis de sangre periférica, que a menudo mostrará eritrocitos grandes, frágiles e inmaduros, conocidos como megaloblastos, ovalocitos y neutrófilos hipersegmentados (común a toda anemia megaloblástica). Los niveles de B12 en suero reducidos confirmarán aún más el diagnóstico.

El tratamiento para la PA por lo general depende de la etiología subyacente y las alteraciones neurológicas deben abordarse con prontitud para prevenir complicaciones graves.

La dosis alta de vitamina B 12, administrada por vía oral, ha resultado ser eficaz en la mayoría de los pacientes, pero algunos solo responderán a las inyecciones intramusculares que contienen cianocobalamina, que es el tratamiento de elección para la PA.


Diferencia entre anemia megaloblástica y perniciosa

La anemia perniciosa es una forma de anemia megaloblástica (causada por la deficiencia de vitamina B12 o ácido fólico o ambas) que se produce debido a la reducción del nivel de vitamina B12 en el cuerpo como consecuencia de una malabsorción, principalmente como resultado de un factor intrínseco reducido o ausente.

Ambos mostrarán neutrófilos hipersegmentados en el frotis de sangre periférica, mientras que PA característicamente revelará Ovalocitos.

Imagen de cortesía:

“Neutrófilo hipersegmentado” (dominio público) a través de